Salsa La Original

En la gastronomía mexicana, no hay nadie arriba del chile y el maíz: este par han dominado la alimentación en América desde tiempos prehispánicos. El maíz fue la primera planta en ser domesticada en el año 7,000 a. C, mientras el chile le siguió en el 6 000 a. C; ambas fechas son un aproximado por los vestigios dejados por los primeros pueblos sedentarios de Mesoamérica, aunque debe marcarse una diferencia muy relevante: la gastronomía prehispánica y la mexicana no son lo mismo. La cultura mexicana surge del mestizaje, cuando los conquistadores llegan a América y empiezan a tener hijos con los indígenas de las regiones americanas; es de esta mixtura, donde se incluyen varias razas más de donde realmente surge el mexicano y su cocina actual.

Learn More

Salsa Chile de arbor

La salsa de chile de árbol o salsa taquera es un acompañamiento muy rico; una cucharadita realmente hace que la comida sepa más sabrosa. El chile de árbol es primero verde y se torna rojo según va madurando. Se puede comer verde y fresco recién cortado pero también es muy común verlo en el mercado deshidratado. Este chile puede compararse con la pimienta de cayena. Es un chile muy picante pero también muy sabroso. En las taquerías y restaurantes en México esta salsa es muy popular pues va muy bien con los tacos al pastor y con carnes asadas.

Learn More

La Receta

Esta salsa es una de las grandes favoritas en el centro del país. Su color rojo intenso la hace muy llamativa, además de ser muy sabrosa; es una salsa requerida para acompañar los tacos al pastor. Ésta es la que siempre está junto al taquero que rebana la carne para hacer los tacos; es una receta secreta, la cual procuran no compartir, porque todos los aficionados a los tacos sabemos que el éxito de un taco está en la salsa. La salsa de chile de árbol es tan gustada que muchas compañías la producen comercialmente bajo el nombre de “salsa taquera”.

Learn More

México tiene una larga lista

Cuando vas a un restaurante, a un puesto de comida en la calle, a un evento, fiesta o casa de un mexicano, te van a poner en la mesa al menos dos salsas picantes. Sería absurdo intentar enumerarlas todas, ya que pareciera que todas las familias mexicanas tienen una receta especial de salsa picante y que son expertos en combinaciones “explosivas” de uno de los ingredientes más importantes en su cocina, el chile.

Pueden ser chiles de diferentes “especies” y, dependiendo de su origen, unos son más picantes que otros. En general, las salsas picantes se preparan a base de cinco ingredientes primordiales: el jitomate, el tomate verde, el chile, la cebolla y el ajo. La variación en las salsas se da gracias a las técnicas de preparación y mezcla.